Refrigeración Aire Gaming

Mostrando 1-24 de 26 artículo(s)

Cómo elegir Disipador Gaming

Cuando tenemos un ordenador gaming o que vamos a dedicar gran parte del tiempo en juegos, es altamente recomendable comprar una refrigeración líquida con características mejoradas capaces de aguantar el exceso de calor y las largas jornadas a las que se verá comprometida.

 

Para la compra de un disipador CPU Gaming, tendremos en cuenta su construcción y por otra parte características concretas que nos ayudará en la toma de una decisión final.

 

En primer lugar, debemos elegir un disipador compatible con el Socket que tiene nuestro procesador y placa base. Esta característica es esencial ya que, si no está bien sujeto, puede ocasionar problemas graves en el rendimiento del procesador y en ocasiones ruidos por estar mal sujeta.

 

Materiales de un disipador Gaming

Los disipadores de gran calidad, están construidos en aluminio o cobre debido a su capacidad de transferir la temperatura con más facilidad que la mayoría de metales por un coste bajo. De los 2 materiales, los de cobre son los más efectivos, es por esto que las marcas profesionales como MSI, Cooler Master, Be Quiet, Gigabyte o thermaltake, utilizan este material para el contacto o los tubos de disipación, dejando en segundo lugar el aluminio para las placas disipadoras.

 

Otra característica importante a tener en cuenta es la cantidad de ventiladores que tiene un disipador gaming, en algunos modelos podemos encontrar varios ventiladores dispuestos en paralelo. Hay que entender que este suplemento de ventiladores no es obligatorio salvo en ocasiones concretas que tengamos un procesador con un TDP demasiado alto.

 

Características importantes de un disipador CPU

Las características necesarias para un disipador Gaming tienen que ver normalmente con el ventilador o ventiladores, principalmente podemos encontrar 4:

Velocidad del ventilador: La velocidad de un ventilador se mide en RPM (Revoluciones Por Minuto). Encontraremos el valor mínimo y el máximo de esta característica en las descripciones de los disipadores. Para procesadores Gaming con un alto TDP es importante elegir uno con un nivel mínimo que sea elevado y un máximo estable para unos niveles estables se recomienda mínimo 600RMP y máximo entre 1500 y 2000RPM aproximados.

 

Flujo de aire: El flujo de aire va ligado entre la RPM y la forma del ventilador o cantidad de aspas. Se mide en Cfm, es la cantidad de pies cúbicos por minuto de aire que puede impulsar el ventilador. Una cantidad alta de cfm nos ayudará a mantener el disipador lo más fresco posible.

 

Presión de Aire: La presión de aire es la capacidad que tiene el ventilador de desprender el calor del disipador para que este circule por la caja hasta su expulsión. Una cantidad recomendable de esta característica para procesadores Gaming sería entre el 1.8 y el 2.5 para evitar sobrecalentamiento.

 

Nivel de ruido: Aunque no es una característica determinante para la calidad de la refrigeración del disipador, es una característica importante a tener en cuenta. Si el nivel de ruido es demasiado alto, puede ser una molestia en sesiones muy largas e intensa de videojuegos. Sobre unos 30dB es aceptable de nivel de ruido suponiendo que el disipador trabaje al máximo de RPM.

 

Si lo necesita, puede consultar nuestra guía sobre disipadores donde, podrá encontrar más información al respecto sobre este componente. Si lo necesita, puede contactar con nosotros a través del Chat o por Correo Electrónico donde, solventaremos todas las dudas que tenga al respecto.

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto Añadido para Comparar

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Ver Política de Privacidad