Hoy vamos a conocer un poco más las memorias RAM, su utilidad y sus diferentes variables en el mercado, así como elementos necesarios a conocer de ella y algunos consejos para comprar vuestra memoria RAM y no morir en el intento.

 Enlace de memorias RAM en Gaming computer

Conceptos y definiciones:

Para comenzar, explicaremos que una memoria RAM se utiliza como memoria de trabajo de ordenadores u otros dispositivos para el sistema operativo y programas o software. En la memoria RAM (Random Access Memory) se cargan todas las instrucciones que ejecuta el procesador y otras unidades del equipo, además de contener los datos que manipulan los distintos programas, esta memoria junto con la caché y el almacenamiento interno hacen que el equipo realice las acciones de carga y lo muestra en nuestro equipo.

 

Descripción simple: es la que va a recoger toda la información del programa o juego que abráis y se la suministrará a nuestro procesador para que realice la función que le hemos pedido, como cargar un juego.

.

Tipos de RAM

Durante la evolución de los PC se han desarrollado una cantidad de componentes en uso actual y otras descatalogadas. Por este motivo, haremos resumen de esto.

SRAM: memoria estática de acceso aleatorio, una de las primeras memorias RAM.

SDRAM: memoria dinámica de acceso aleatorio. En esta añadieron la opción de cola de carga para realizar una segunda función cuando acabe, mejorando así la velocidad de carga.

XDR DRAM: es un tipo de memoria diseñada para ser efectivas en sistemas pequeños y de alto desempeño que necesiten memorias de alto rendimiento, así como GPU de alto rendimiento.

Memorias DIMM: Son las utilizadas en ordenadores de formato torre, o semi-torres actuales y pueden ser;

DDR SDRAM: una variable más avanzada de la DRAM con opción de doble carga.

DDR2 SDRAM: evolución de la DDR SDRAM, no son compatibles entre sí y ofrecieron una mayor velocidad en el bus (conexión del componente al PC) y requería de menos energía multiplicando por 2 la tasa de transferencia.

DDR3 SDRAM: evolución de la DDR2 SDRAM, volvían a ser incompatibles, duplicando la velocidad y los MB de transferencia.

DDR4 SDRAM: evolución de la DDR3, otra vez más incompatibles, en la que la tasa de transferencia aumenta en un 50% y el voltaje necesario disminuye un 40% pudiendo llegar a velocidades de 4600 MHz.

DDR5 SDRAM: A finales de 2019 aparecerán las primeras memorias DDR5, una evolución más de la predecesora DDR4 a la que tampoco será compatible, volveremos a duplicar su tasa de transferencia de datos y bajando el nivel de voltaje partiendo de frecuencias de trasferencias de 4800 MHz, acabarán aumentando esta tasa rápidamente con el paso del tiempo y también los GB de los que dispone.

SO-DIMM: es un tipo de memoria más compacta utilizada en portátiles y equipos de tamaño reducido (en este tipo de memorias también tiene las generaciones DDR, DDR2, DDR3 y DDR4)

A continuación, después de hacer un pequeño resumen sobre los tipos de memorias RAM, procederemos a explicar qué datos debemos conocer para comprar nuestras memorias RAM.

Diferencias RAM

Características

1.       Tipo de memoria y zócalo: Es el lugar asignado para la instalación de los módulos de memoria RAM. Al comprar una memoria RAM deberemos de tener en cuenta que tipo de zócalo tienen nuestra Placa Base, la cual vendrá descrita en la descripción. Se caracterizan por tener unos ganchos de plásticos o metalizados en los extremos y unas muecas en el centro de los pines de contactos. Como mencionamos más arriba, no serán compatibles las unas con las otras y las diferenciaremos por ser memorias: DIMM o SO-DIMM y DDR, DDR2, DDR3 y DDR4.

 

2.       Tamaño de la memoria: el tamaño de la memoria hace referencia a la capacidad que puede tener en Megabytes o en Gigabytes (Las memorias DDR podían tener una capacidad desde 64MB hasta 1GB, mientras que las memorias DDR4 pueden ser de 1GB hasta 16GB.) Cuanto mayor es la capacidad, más datos podrá almacenar dentro para leerlo y por tanto mayor velocidad de respuesta, esta afirmación no es del todo cierta dado que los procesos solo necesitan una cantidad concreta de memoria y al superar este límite no notaremos apenas el aumento de la velocidad (aunque esto depende también de otros factores como, por ejemplo, la carga de procesos en segundo plano y otras cosas que hablaremos en el resumen final)

Ejemplo: Si los requisitos recomendados para Overwatch son 6 GB de RAM y nuestro equipo tiene 32 GB, la carga se realizará perfectamente, pero se cargaría de la misma forma si tan solo tuviésemos 16 GB de RAM, ya que esta cantidad también sería suficiente para cargar el juego, además de procesos en segundo plano que este cargando nuestro equipo y nos sobrará memoria suficiente para procesar nuevas órdenes como abrir el reproductor de música.)

 

3.       Frecuencia de la memoria: Es la frecuencia de trabajo que indica el número de ciclos que la RAM puede realizar en un segundo, esto también viene delimitado por el retraso de la latencia. Se tiene la creencia que, cuanto mayor sea la frecuencia de trabajo de nuestra RAM, mejor será y aunque esto ayuda, no es la única directriz a tener en cuenta, sino la suma de todas las características la que será óptima para nosotros. Por último, la frecuencia máxima a la que podrá trabajar nuestro equipo dependerá de la que pueda admitir nuestra Placa Base, así que tener más de lo que soporte nuestra PB sería totalmente innecesario.

 

4.       Latencia Cas de la memoria (CL): Es el tiempo que transcurre entre que el controlador de memoria envía una petición para leer una posición de la memoria y el momento en que los datos son enviados, esta se mide en nanosegundos y volviendo a la misma premisa, cuanto más bajo sea el número, más rápida trabajara nuestra memoria RAM.

 

5.       Disipador de calor de la memoria: Algunas memorias RAM y más aún las actuales, tienen un cuerpo exterior de protección que además sirve como disipador de calor para la memoria (cuanto más fría esté mejor podrá trabajar, por lo que ofrecerá mejor rendimiento.) En este aspecto los materiales y la forma pueden ayudar un poco más a su refrigeración, incluso ya se venden disipadores de calor para las memorias RAM, consta de una construcción que se encaja en los Cluster de memoria y que acoplan ventiladores y algunos hasta leds de colores que harán las delicias de muchos. ¿Es necesario? No especialmente ¿Es útil? Sí, cuanto más fresquita, mejor deberá ir hasta cierto punto.

 

6.       Estética de la memoria: Llegados a este punto ya sabréis qué es lo importante que tendréis que buscar en una RAM, pero el aspecto estético también es un fuerte de algunas memorias. En la actualidad el uso de cajas con cristaRAM RGBles templados transparentes y juegos de luces hacen de algunas torres una verdadera obra de arte para admirar y el papel que representan las RAM también es un factor. Algunas marcas usan desde cuerpos metálicos con formas de diseño y colores o incluso un motivo o dibujo que dan un aspecto agresivo, sutil o psicodélico en el caso de las RAM con luces leds. En algunas ocasiones para que la RAM se ilumine necesitará un cable de alimentación extra desde nuestra fuente de alimentación, así que es recomendable asegurarse primero antes de comprarla que nuestra fuente tiene un cable de sobra con la misma conexión para conectarla. La configuración de este juego de luces se realiza con cajas de control o con un Software de edición y en algunos casos se conectan a programas como Mystic Light de MSI o el RGB Fusion de Gigabyte creando un sistema de colores para todo el equipo, desde placa base, ventiladores, teclado, ratón, gráficas y un sinfín de configuraciones que harán de tu equipo una obra de arte única.

Si lo que buscais son este tiopo de memorias RAM visitad este enlace: RAM Gaming

Conclusiones

Nuestra conclusión es, que a la hora de comprar o actualizar vuestras memorias RAM, el primer paso sea saber la configuración que podéis ponerle a vuestra placa base y procesador, en el manual de esta os describirá el zócalo para colocarlo (DDR, DDR2, DDR3, DDR4  SO-DIMM), luego el número de memorias que podéis instalarle (entre 1 y 8, pero normalmente 4), ahora buscad cuánto es el máximo de memoria GB que puede soportar (entre 1 GB o 128 GB) y la frecuencia de trabajo (desde 400 MHz hasta 4600 MHz). Teniendo estos datos, el siguiente paso es la elección de lo que queremos según lo que necesitemos. Podéis entrar en GamingComputer.es y buscar la que mejor se adapte a esas características, a vuestro presupuesto y, por último, mirad la latencia CAS de esta y buscad lo que mejor se amolde a vuestro presupuesto y elección.

 

Consejos para elegir una RAM.

Un consejo extra que os diremos es que tratéis de evitar la compra de memorias RAM con diferentes características, ya que podéis tener problemas de rendimiento o configuración. Si tenéis 2 RAM con 2133 MHz CL 15 y otras 2 con 3200 MHz CL 18 puede crearos problemas así que tratad de evitarlo.

 

Otro consejo que os daremos, es elegir la cantidad de memoria que podemos necesitar. Tened en cuenta que con el paso del tiempo los números mágicos que podéis ver en algunas guías acaban quedándose anticuados ya que, con las actualizaciones del sistema operativo, nuevos programas o juegos que requieren de más potencia para nuevos gráficos y programas que se actualizan harán que los ordenadores siempre requieran de más potencia (lo que se le conoce como la obsolencia programada, aunque esto no se basa solo en esa premisa, pero no hablaremos de ello ahora.) Hoy por hoy podemos decir que, en el año 2019 el número mágico que os daré será entre 12 GB y 32 GB y que haciendo una media serían unos 16 GB de memoria RAM (vuestro equipo puede funcionar con menos, como 8 GB o incluso 4, pero notaréis momentos de carga más largos) como número mágico con unos 2400 MHz en adelante y un CL de al menos 15/17. La configuración que escogeríamos si el presupuesto fuese ajustado, es el de 2 módulos de 8GB o 4 de 8 GB si queremos y nos lo permite la configuración. Con esta cantidad y configuración tendremos suficiente memoria para mover un juego sin problemas y algún programa de fondo como de grabación y aun así tendremos de sobra para manejar Windows y abrir más programas.

 

El siguiente consejo que os damos es que tratéis de tener siempre 2 módulos de memorias o más. En la actualidad podemos comprar un módulo de memoria de 16 GB, conectarlo al equipo y este funcionaría correctamente, pero si por algún casual el módulo se estropea o rompe o el zócalo de nuestra RAM deja de fDIMM ouncionar, al tener un segundo módulo podremos seguir utilizando el equipo hasta que sustituyamos el otro.

 

El último consejo que os daré en esta guía tan larga es que tengáis en cuenta que si compráis unas memorias RAM súper potentes a la última y con la máxima potencia pero vuestro equipo tiene algunas piezas que le impidan dar esa potencia como el procesador o la placa base, esta configuración creará lo que se conoce como un cuello de botella y vuestro equipo no rendirá a la máxima potencia, así que si tenéis dudas en este aspecto, no dudéis en contactar con los profesionales de Gaming Computer para que os ayuden a decidir sobre la mejor configuración de tu PC y que encuentre lo que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

.