El amor desde los 8 Bits

.

El amor en los videojuegos desde 1979 hasta la actualidad.

.

Señor y Señora PACMAN

Una bonita historia romántica en 8 bits que se originó en 1979, cuando Tōru Iwatani se quedó contemplando una pizza con una porción menos y se inspiró para crear el juego Pacman (en español se le conoció más como comecocos) y distribuido en Estados Unidos en 1980 con la intención de crear un juego divertido que también les gustasen a las mujeres.

Un año después en 1981, otra empresa creó una copia no autorizada de este juego llamado Crazy Otto, el protagonista o más bien la protagonista de esta historia era una bola del mismo color que Pacman y con las mismas aficiones de comer fantasmas, bolas fluorescentes y frutas pixeladas, solo que esta tenía los ojos azules y unas largas piernas… Eso debió ser amor a primera vista.

Hasta que finalmente, (claro está, después de los juicios por plagios y esas cosas…), Namco adaptó una nueva versión llamada Ms. Pacman, con un bonito lazo rojo y un lunar cerca de la boca creando así una compañera para Mr. Pacman para toda la vida y más tarde los veríamos en videojuegos, series, películas, pero siempre juntitos y unidos por el amor (y Namco claro) hasta la fecha de hoy.

.

PACMAN

.

Jumpman y Peach

Otra bonita historia del amor en 8 Bits y que también se originó sobre el mismo año, 1981, fue la de un alegre fontanero llamado Jumpman (ahora conocido como Mario) y una joven princesa llamada Peach (años más tarde en 1989 aparecería su “hermana” la princesa Daisy mucho más independiente y guerrera que Peach a la que tan solo le tocó el papel de damisela en a puros.)

Esta historia, donde la princesa era capturada por un malvado mono llamado Donkey kong y secuestrada en lo más alto de un edificio, a la espera de ser rescata por su amado fontanero Italoamericano, hizo que creara otra bonita relación de amor hasta la fecha de hoy.

Dato curioso: ¿Sabías qué Donkey Kong, Mario y la Princesa Peach iban a ser representados por Brutus, Popeye y Olivia?

.

MARIO

.

Zelda y Link

Otra historia romántica es la de Zelda y Link en la popular saga “The lengend of Zelda” iniciada en 1986, donde a pesar de sus cambios de personajes siempre se les denominan con el mismo nombre, tanto a Zelda (la encarnación mortal de la diosa Hylia), como a Link (un joven del pueblo Hyrule ataviado con ropajes verdes, a excepción de esta entrega del 86, en el que viste de color rojo) y siempre se desarrolla una bonita historia entre ellos en la que el joven protagonista va a rescatar a su enamorada en apuros nada más y nada menos que en tres líneas temporales diferentes, aunque…creo recordar que sólo se besan una vez... creo… pero aun así, no deja de ser una bonita relación de amor/amistad en los Videojuegos.

.

ZELDA

.

Guybrush Threepwood y Elaine Marley

El año 1990 fue un año marcado para las aventuras gráficas y el inicio de una loca bonita historia de amor. Me refiero a la de Guybrush Threepwood y la valiente capitana Elaine Marley en “Monkey Island”. Esta historia de amor es muy divertida porque, aun queriendo hacerse el valiente, siempre es Elaine la que tiene que salvar a su joven damiselo en apuros. Teniendo en cuenta que al principio a ella solo le daba pena, Guybrush consiguió hacerse un hueco en su corazón gracias a la técnica del martillo pilón.

.

MONKEY ISLAND

.

Sonic y Tails

La siguiente historia de amor es la de un pequeño erizo azul con zapatillas rojas, llamado Sonic, con su inseparable amigo Tails. Esta historia de amor fraternal y amistad comenzó en 1992, un año después que Sonic apareciese en solitario en su primer juego y se convirtiera en la mascota de Sega (desplazando al pobre Alex kidd hasta la fecha).

En la segunda entrega de Sonic, conoceremos a Tails, un pequeño zorrito de 2 colas y muy inteligente que pronto se encariñaría con Sonic para después convertirse en otro par de mejores amigos del mundo en los videojuegos.

 Supongo que muchos pensarán que por qué no hablo mejor de la relación de Sonic con su pareja Amy, pero seamos realistas, siempre en todas las ediciones de Sonic hemos visto mucho más a Tails que a Amy, por lo que es normal que esa bonita amistad del zorro y el erizo sea más entrañable para hablar en este día de San Valentín, donde también se celebra el día de la amistad y no solo del amor.

.

SONIC

.

Zack, Aeris, Tiffa y Cloud

No podemos hablar de historias de amor de los videojuegos sin pasar por las miles de historias de amor que nos recopila Final Fantasy, pero en especial haremos hincapié en el triángulo amoroso o cuarteto, me atrevería a decir, de 1997 con “Final Fantasy VII”.

Esta trama entre Zack, el amor de la infancia de Aeris, Aeris y su notable atracción por Cloud y su antigua relación con Zack, Tiffa con su innegable enamoramiento por Cloud y nuestro protagonista Cloud en medio de todo, en la que se mezclan sentimientos más profundos que en las historias antes mencionadas de los 80.

FFVII

Solid Snake y Meryl

Otra notable historia de amor de 1998 la protagonizan Solid Snake y Meryl en “Metal Gear Solid”. Esta historia de amor es quizás muy esquiva en un principio, pero empiezas a darte cuenta de la atracción que existe entre éstos dos trúhanes cuando uno de los malos, Psycho Mantis, lee la mente de Meryl y descubre sus sentimientos. Por si no te diste cuenta que se sonrojaba al mirarla en primera persona.

.

METAL

.

Squall Leonhart y Rinoa Heartilly

Para los más cercanos de la franquicia, si dijésemos Squall Leonhart y Rinoa Heartilly en un baile, será suficiente para evocar en ellos aquella imagen del baile de éstos torpes enamorados.

Pero en el juego “Final Fantasy VIII” de 1999, también se vive muy de cerca la relación de Laguna y Julia (madre de Rinoa), dónde ésta artista compone la canción, Eyes on me, interpretada con el piano para Laguna (un tímido y torpe soldado enamorado locamente de Julia pero que, por motivos superiores a ellos, no llegó a cuajar). Otra de esas relaciones dobles que a Final Fantasy le encanta implementar en sus juegos.

.

FFVIII

.

Sims

En 2001 cambió la cosa cuando salió la expansión de los “Sims primera cita”, ya no era una historia de alguien que vieras o revivías en un vídeo, sino que construías tú mismo esa historia de amor con tus propios personajes y podías llevarlos a lugares, pasear… tomar café o incluso salir a la discoteca para crear ese momento mágico de vuestro personaje como más os guste. Sin duda, de esa expansión de los Sims salieron muchas mini historias románticas que sólo quedaron para el recuerdo de quién lo jugaba.

.

SIMS

.

Albóndiga y tú

En 2008 vivimos una relación muy particular con alguien a quien todos le hemos cogido mucho cariño y aprecio, la mascota de “Fallout 3”, Albóndiga, un perro que encontramos en el yermo al poco de empezar a jugar y que será nuestro amigo fiel hasta el final (si te dura tanto, claro).

Creo que todos los que hemos jugado a Fallout le hemos tomado un cariño especial a este canino, hasta tal punto, de dejarlo en algún pueblo cercano cuando ibas a matar supermutantes para protegerlo y que no le pasara nada (ya que éstos normalmente portaban un lanza misiles o una metralleta laser y eran más peligrosos que un mono con pistola) y al cabo de los días siempre volvía a por él para darle un paseo por el yermo, el cual no parecía tan triste con su compañía. Y quien diga que nunca quiso un perr@ creo que miente.

.

FALLOUT

.

Rufus y Goal

La siguiente historia de amor que recuerdo en los juegos transcurre en el año 2012 y es una de las historias de amor más locas y divertidas transcurridas en un vertedero, me refiero a la historia de amor de Rufus y Goal en el juego “Deponia”, donde nuestro protagonista hará miles de locuras para salvar, proteger y rescatar a esta chica de la que se enamora locamente en el mismo instante de verla. Un flechazo a primera vista en toda regla que le hará remover cielo y tierra además de hacerle replantearse sus prioridades en la vida (siempre de una forma egoísta e infantil como es natural en nuestro personaje).

.

DEPONIA

.

Geralt de Rivia y Yennefer

Una buena historia de amor de 2015 es la que se narra en “The Witcher 3”, donde el brujo y la hechicera quedan unidos por el hechizo de un Djinn y aunque creen que es ese hechizo lo que los une siempre una y otra vez, al final descubren que realmente es la voluntad de querer estar juntos lo que hace que esa magia funcione.

.

WITCHER

.

Muchas más historias de amor que me habré saltado, seguramente más drásticas, románticas, apasionadas y locas que las que haya expuesto aquí, pero éstas son las que he recordado y recopilado en este día especial del amor y la amistad de 2019 de entre todos los juegos a los que recuerdo haber jugado y que tengan una historia llena de amor desde los 8 bits.

.