Todos conocemos o habremos oído hablar del Big Data, para qué es o en qué consiste.

Big data es la forma de llamar a las bases de datos que ciertas compañías van recaudando de cada uno de vosotros, en función de donde hacéis Click, qué anuncios os gustan y multitud de cosas más a tener en cuenta que ni siquiera os hubieseis imaginado, pero tampoco os quiero poner los pelos de punta. Todo esto depende del uso que le des como empresa, ya que muchos datos son usados para facilitarles la vida a los usuarios y ayudarles con la búsqueda de sus intereses. Ante esto hay que decir que, Gaming Computer no malversa ni trafica con tus datos, solo usa datos básicos de navegación para realizar los servicios de la manera más óptima.

Bien, pues con respecto a este tema, que tantas controversias da, se pronunció a finales del mes de noviembre, la editora de vídeo del Washingtong Post, Gillian Brockell.

Su iniciativa fue publicar una carta en Twitter, donde reflejaba su dolor y frustración por los datos recopilados y la forma que tienen algunas empresas de cómo lo gestionan y usan.

En su carta, expone la triste historia sobre la pérdida de su bebé y lo doloroso que fue, pero la agonía no acabó ahí, ya que los datos recopilados en sus sesiones de navegación, hacían que recibiese anuncios sobre pre-mama, ropa para bebé y multitud de anuncios que le recordaban ese hijo que jamás tendrá.

En el texto aparecen frases como: “Sé que sabíais que estaba embarazada, es culpa mía”, refiriéndose a los anuncios a los que hacía click, búsquedas relacionadas o los Hanstag que usó, “Apuesto que Amazon os dijo la fecha en que salía de cuentas”, ”No entiendo por qué  no pudieron tomar nota también de la prematura y fatal finalización del embarazo” con las búsquedas realizadas en Google de “el bebé no se mueve”, el post donde aparecían palabras clave como “corazón roto o nacido muerto” o los 200 emoticonos tristes que le mandaron sus amigos y seres queridos.

"Por favor, empresas de tecnología, os lo imploro, si sois lo suficientemente inteligentes como para daros cuenta de que estoy embarazada o de que he dado a luz, entonces seguramente sois también lo bastante inteligentes como para daros cuenta de que mi bebé murió, y mostrarme así publicidad en consecuencia, o tal vez, sólo tal vez, no mostrar ninguna"

Con esta noticia se hace reflexión de cómo algunas empresas tan sólo enfocan los datos recopilados desde su propia orilla y la importancia de ser responsables, no sólo a la hora de recopilar nuestros datos o asignarnos un número de identidad virtual (pues, somos algo más que eso, somos personas), sino que, ya que pretenden darnos mejores servicios con nuestros datos, lo hagan, pero viéndolos desde las dos orillas, siendo conscientes de este tipo de sucesos y pongan remedio a esta desinformación recíproca, sobre todo, en éstas áreas que no se están teniendo muy en cuenta hoy en día, y así lanzar como propósito, mejorar este servicio que se nos ofrece, pero de una manera más humana, comprometida y darle un toque de calidez a este nuevo mundo tecnológico que a veces es tan frío e impersonal.

Recordad revisar los datos que toman las empresas de vosotros y no aceptéis todo lo que os propongan sin tan si quiera leerlo, como pasa con las cookies, esas molestas ventanas emergentes que todos aceptamos para poder visitar tranquilos una web, que rara vez configuramos y leemos por pereza o falta de tiempo, (llevándonos a un uso irresponsable por nuestra parte), pero que, en cambio, somos totalmente y directamente responsables de su aceptación.

Si queréis conocer a la protagonista y leer la carta completa, os dejo el enlace de su twitter:

https://twitter.com/gbrockell?lang=es