Procesadores Intel

Mostrando 1-13 de 13 artículo(s)

Cómo elegir un procesador Intel

 

Los factores que dependen a la hora de elegir un procesador serán 2 en función de las demás piezas que elegimos y por otro lado las características del procesador.

 

Piezas en concordancia

La concordancia de piezas a la hora de actualizar un equipo es muy importante ya que, si algunas piezas de tu ordenador no cumplen con los requisitos, tu procesador no funcionará correctamente.

 

Placa Base

El componente principal para actualizar un procesador es la Placa Base, este componente debe cumplir una serie de requisitos que son en primer lugar el Socket o zócalo necesario para poder instalar el procesador, en este aspecto, deberemos conocer el Socket del cuál disponemos en nuestra placa tanto para procesadores Intel como para procesadores AMD. En segundo lugar, debemos de tener en cuenta que el procesador sea compatible con la generación del procesador. Señalar que, cada procesador solo podrá funcionar con algunos Chipset de la placa base. Para esto, podemos leer en la descripción de nuestra placa base para saber con cuál será compatible.

 

Memorias RAM

La memoria RAM es un factor determinante a la hora de elegir un procesador, ya que los procesadores solo pueden trabajar con una cantidad delimitada de memoria RAM y con una frecuencia específica como máximo.

 

Características

Las características principales que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un procesador deben ser:

 

Generación: La generación del procesador es una parte importante en el momento de la elección. La generación nos dirá en primer lugar la potencia del procesador y en segundo lugar si el modelo es reciente o anterior. La mejor forma de saber la generación de un procesador de la marca Intel es o leyéndolo en la descripción o también podemos saber la generación viendo el modelo de procesador y leyendo solo los números que van después de los 3 últimos dígitos.

 

Por ejemplo, un procesador i7-11700 sería un procesador de 11ª Generación sin embargo un procesador i7-7700K sería un procesador de 7ª Generación y así sucesivamente.

 

Nomenclatura: La nomenclatura es la letra final que podemos encontrar en el nombre del modelo. Cada nomenclatura nos dará sobre el procesador un dato importante que podremos utilizarlo para elegir el procesador que mejor se adecue a nuestras necesidades. Aunque hay muchas nomenclaturas de letras, podemos destacar principalmente la K que nos indica que es un procesador desbloqueado para hacer Overcloking y potenciarlo aún más. Por otra parte, podemos destacar la letra F que indica que no dispone de chip gráfico, por lo que necesitarás de una tarjeta gráfica para poder visualizar todo el contenido de tu ordenador. A veces estas nomenclaturas se pueden unir con el fin de aumentarse la información. Por ejemplo, un procesador i5-10600KF nos indicará que el procesador está desbloqueado y también que no dispone de chip gráfico.

  

Núcleos: Los núcleos es la capacidad que tiene un procesador de hacer tareas paralelas. A grandes rasgos cuanto mayor sea la cantidad e núcleos más acciones en paralelos podrá llevar a cabo el ordenador simultáneamente.

 

Hilos: Los hilos de un procesador son los núcleos virtuales gemelos que pueden realizar las mismas funciones que un núcleo. Esto ayuda en gran medida al flujo de ejecución de acciones en un ordenador.

 

La familia: La familia de procesadores, nos ayudará a tener un valor estimado de la cantidad de núcleos, hilos y potencia nominal capaz de dar. A la hora de elegir un procesador Intel podemos encontrar 4 familias: Pentium, Celeron, i3, i5, i7 o i9 como familia TOP.

 

Frecuencia del procesador: La frecuencia es el número de ciclos de reloj que puede realizar un procesador en un segundo. Mencionando un ejemplo, el i5 7500 tiene una frecuencia de 3.4 GHz, esto significa que puede hacer 3400 millones de ciclos de reloj por segundo. Hasta cierto punto mejora la velocidad de ejecución del proceso que hacen los procesadores, pero también se debe tener en cuenta que factores, como mayor cantidad de núcleos o hilos, hacen que el trabajo se reparta mejor llegando a no ser tan necesario aumentar la estadística de uno de ellos.

 

Socket: El zócalo o Socket, es la ranura donde se conecta el procesador a la placa base. La cantidad de Socket que hay en el mercado puede ser muy variada, pero a la hora de elegir un procesador deberemos tener en cuenta que sea cual sea, debe ser compatible con el socket que tenga la placa base, de lo contrario, no se podrá conectar y funcionar con normalidad el equipo.

 

Si necesitas información más detallada sobre procesadores, puedes leer nuestra completa guía de compra de procesadores donde aclaramos estas dudas y otras en más profundidad o si lo necesitas, puedes preguntar por el chat donde te aconsejarán en lo que necesites. 

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto Añadido para Comparar

Más info aquí
Acepto Política de privacidad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Ver Política de Privacidad